You cannot copy content of this page

Paños de microfibra

Al día de hoy, la enorme variedad de texturas, diseños y gramajes en los textiles, ponen a nuestra disposición, una gran cantidad de paños adecuados para cumplir, casi que con cualquier actividad de limpieza doméstica o profesional.

Sin embargo, por la naturaleza de algunas superficies, dicha actividad exige ciertas características, que sólo un paño de microfibra puede aportar.

NOTA

Para cada material y tarea específica de limpieza, es recomendable guiarse por el GSM de la tela, la mezcla de materiales y la división de sus fibras.

Con lo anterior, la siguiente guía de compra te dirá cuál es el mejor paño de microfibra para el tratamiento de cada superficie o necesidad de limpieza en particular, y otros criterios de calidad igualmente importantes:

Paños de microfibra para lavado y secado de autos

El coche por lo general es la segunda propiedad más costosa en la vida de una persona, y por esta razón, merece toda la atención y cuidado, tanto en el interior como en el exterior de su carrocería.

Por lo tanto, el lavado y mantenimiento de las superficies de tu auto, debe ser una tarea simple, pero a la vez cuidadosa, con materiales eficaces y durables, pero lo suficientemente suaves, para evitar la microabrasiones que normalmente causan los paños de algodón..

Dicho esto, para el lavado de tu auto, lo ideal es usar paños de microfibras con un GSM de 600 o más.

Para el lavado y limpieza de tu auto te recomendamos especialmente el siguiente kit de paños en microfibra de 840 GSM, que incluye además un guante con tejido de micro chenille, uno de tejidos que mejor funciona en el lavado interior y exterior de los autos.

Calificación del editor: 4.5 out of 5 stars (4,5 / 5)

Última actualización: 13 noviembre, 2019 5:59 pm

Sin embargo, el secado es cosa diferente. Por lo delicado de la pintura en la superficie exterior de tu auto, el requerimiento mínimo de un paño de microfibra debe ser de 800 GSM, o superior.

Esto garantiza un efectivo y rápido secado, sin dejar absolutamente ningún rastro de abrasión sobre la pintura.

Para esta tarea, recomendamos la toalla de limpieza para auto de 1200 GSM Tencoz.

Calificación del editor: 5 out of 5 stars (5 / 5)

Última actualización: 13 noviembre, 2019 5:59 pm
Ver Revisión del Producto

Paños de microfibra para limpiar pantallas

Para la limpieza de pantallas grandes de televisores, ordenadores, celulares y tablets, un paño de microfibra con tejido estándar y un GSM de 200 o más, será suficiente.

Muchas personas usan productos adicionales como limpiadores y protectores líquidos, en combinación con paños de microfibra promocionados específicamente para la limpieza de aparatos electrónicos.

Sin embargo, si eres una alguien que mantiene las cosas simples, y prefieres enfocarte en indicadores confiables antes que, en la oferta comercial, lo más probable es que te decidas por los paños en microfibra de 300 GSM CARTECO.

Calificación del editor: 4.3 out of 5 stars (4,3 / 5)

10,99€
in stock
1 Nuevo Desde 10,99€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: 13 noviembre, 2019 5:59 pm

Paños de microfibra para limpiar lentes

El cristal de los lentes en cámaras fotográficas y otros aparatos ópticos, se puede limpiar con un paño de microfibra de tejido estándar.

En realidad, cualquier paño de microfibra trabaja en este tipo de superficies. Sólo debes asegurarte de mantenerlo absolutamente limpio, porque la suciedad acumulada podría causar rayones en los lentes.

Lo recomendable es el uso de un paño delgado, y de colores oscuros que permitan observar fácilmente si tiene suciedad o no, y en este caso, sería conveniente que estuvieran incluidos como parte de un kit completo de limpieza.

Nuestra recomendación:

Calificación del editor: 4.3 out of 5 stars (4,3 / 5)

Última actualización: 13 noviembre, 2019 5:59 pm

Paño de microfibra para pc

La limpieza y mantenimiento de un ordenador requiere ciertas características especiales en términos de electrostática, absorción y tamaño.

Un paño de microfibra para uso general ofrecerá estas características, por lo que, si estás buscando algo para limpiar la pantalla y el teclado de tu pc, este será más que suficiente.

Sin embargo, si eres de las personas que acostumbra a realizar por ti mismo el mantenimiento de tu ordenador, te recomendamos un kit que incluye el paño de microfibra y otros aditamentos altamente especializados, al precio de lo que cuesta un paño.

Calificación del editor: 4.2 out of 5 stars (4,2 / 5)

Última actualización: 13 noviembre, 2019 5:59 pm
Ver otros paños especializados para pantallas y lentes

Paño de microfibra para cocina

Generalmente se tiende a subestimar la calidad de un buen trapo de cocina. Lo cierto es que un paño para cocina en microfibra debe tener las cualidades de este material, y al mismo tiempo, ser un paño multifunción.

Primero, un buen paño de cocina debe tener un tamaño que permita limpiar de manera eficaz mesas, estufas y hornos, pero al mismo tiempo, secar cómodamente platos, vasos y ollas. Esto significa que no debe ser ni muy grande, ni muy pequeño.

Segundo, debe tener una textura especial que te permita agarrar objetos de forma segura, y en algunas ocasiones, servir de toalla para secarse las manos.

La buena noticia es que en el mercado existen paños en microfibra con estas características, y que cumplen a cabalidad con los exigentes requerimientos que demanda el trabajo diario de la cocina.

Nuestra recomendación:

Calificación del editor: 5 out of 5 stars (5 / 5)

Última actualización: 13 noviembre, 2019 5:59 pm

EL GSM como indicador de uso

El GSM es el primer criterio que debes tener en cuenta para definir la aplicación específica de un paño de microfibra.

Los paños de microfibra se clasifican por su GSM (gramos por metro cuadrado). No confundas esto con el denier, que es la unidad de medida que define la masa lineal de una fibra individual.

Volviendo al punto, cuanto más alto sea el GSM de un paño de microfibra, es más suave y eficiente.

Así pues, entre más denso es el paño mayor es su fuerza mecánica, capilar y electrostática, que se traduce en una mayor eficiencia en términos de limpieza y absorción, a la vez que te indica, el grado de seguridad que tiene el paño al aplicarlo en una superficie determinada.

Para ponerlo en perspectiva, los paños de microfibra en el rango de 200 a 350 GSM, son más adecuados para la limpieza general de superficies que no sean propensas a rayones como plástico, vidrio y asientos de cuero.

Por otro lado, los paños de microfibra que se encuentran en el rango de 800 GSM en adelante, son apropiados para limpiar superficies delicadas, como pinturas, y plásticos transparentes.

Criterios de calidad en los paños de microfibra

Independientemente del uso a que este destinado el paño de microfibra, existen dos criterios muy importantes que debes tener en cuenta, especialmente si te dedicas a la limpieza o acabado profesional de superficies.

División de la fibra

Al contrario de los textiles usados para ropa, muebles y otras aplicaciones, cuando un textil de microfibra está destinado a la limpieza y cuidado de superficies, sus microfibras tienen que dividirse durante el proceso de fabricación.

Si la microfibra no es dividida, no será mucho más que una tela suave. Desafortunadamente, la mayoría de fabricantes no estipulan si sus productos tienen este proceso de división o no.

Sin embargo, existen dos formas para verificar fácilmente si la microfibra es dividida:

La primera, es pasar la mano sucia sobre la bayeta de microfibra. Si la mano queda limpia, la división de la fibra es una característica presente.

La segunda, es verter una pequeña cantidad de agua sobre una mesa, tomar un paño, e intentar empujar el agua. Si el paño empuja el agua sin absorberla, la microfibra no está dividida.

Mezcla de materiales

La proporción de la mezcla es muy importante para determinar la calidad. Generalmente, los materiales aparecen en una proporción de70/30 u 80/20, siendo el primer número el porcentaje que representa al poliéster y el segundo a la poliamida (nylon).

En realidad, gracias a los modernos procesos de fabricación, estas diferencias ya no son tan representativas, en términos de densidad y absorción.

Sin embargo, independientemente de la proporción, esta mezcla de materiales en necesaria, ya que el poliéster es el que suministra la estructura del textil mientras que la poliamida, agrega las propiedades de absorción.

Además, sin esta combinación no es posible la división de fibras, que es el proceso que le otorga a la microfibra, sus propiedades excepcionalmente absorbentes y limpiadoras.

Dicho esto, lo que, si debes tener en cuenta, es que debido a que el poliéster es más barato, ocasionalmente te tropezaras con paños de microfibra 100% poliéster, y por lo tanto, este tipo de textil carece de la mezcla necesaria para una buena limpieza, absorción y secado.

Que es un paño de microfibra

Los paños de microfibra deben su nombre al textil en que están hechos. Dicho textil se compone de un tipo específico de fibra sintética muy fina, que se denomina microfibra porque su masa lineal es menor a 1 denier.

Un denier equivale a 1 gramo por 9000 metros de fibra, y siendo que una hebra de seda tiene un denier, la microfibra es más fina que la seda.

Dichas microfibras casi siempre se componen de una combinación de poliéster y nylon, en donde el primer material proporciona la estructura del paño y el segundo, la densidad y grado de absorción.

Así pues, la fabricación de un producto como este es bastante complicada. Esto explica porque su costo inicial es más alto en comparación con otros paños fabricados en algodón.

Como se hace un paño de microfibra

Desde que apareció por primera vez en los años 50, la microfibra ha venido evolucionando hasta llegar a lo que conocemos hoy.

El primer proceso involucrado en su fabricación es la extrusión, que consiste en el paso de material fundido y caliente, a través de una boquilla o troquel, para formar la microfibra.

En el caso de las aplicaciones destinadas a la limpieza, estos materiales se procesan mecánica y químicamente para dividir las fibras en partes cada vez más finas, hasta lograr un diámetro equivalente a 1/100 º de un cabello humano.

Finalmente, para formar el textil que conforma el paño, las microfibras se unen a través de un tejido en bucle.

Este tipo de tejido, configura una red de filamentos capaces de llegar a las grietas más escondidas de cualquier superficie, permitiendo de esta manera, absorber eficientemente suciedades y líquidos.

Cómo funcionan los paños de microfibra

En términos generales, la eficacia de la microfibra para limpiar y absorber, se debe básicamente al diseño de sus filamentos.

Si pudieras mirar la sección de una de estas microfibras, notarías que, a diferencia de las fibras de algodón, estas tienen una configuración parecida a la geometría de un asterisco.

Dicha geometría es el resultado de proceso que divide la fibra, a través de recurso de tipo químico y mecánico.

De esta forma, y en contraste con las fibras de algodón que empujan en lugar de absorber porque la suciedad y el agua sólo rodean su superficie, en un paño de microfibra, cada filamento atrapa fácilmente sólidos y líquidos, al absorberlos al interior de su estructura.

División de la fibra en el paño de microfibra

Entrando un poco más en detalle, existen 3 fuerzas fundamentales que son las responsables de la eficacia de los paños de microfibra, en la limpieza de cualquier superficie: fuerza mecánica, fuerza capilar y fuerza electrostática.

Miremos los principios básicos de cada una de ellas:

Fuerza mecánica

La delgadez del hilo de microfibra incrementa la fuerza mecánica en la superficie de dos maneras:

Encuentra y absorbe suciedad y líquidos en las partes más pequeñas e irregulares de cualquier superficie.

Su alta densidad permite la acción simultánea de miles de filamentos en cualquier punto de una superficie.

Esto quiere decir que la capacidad mecánica de un textil de microfibra en términos de limpieza y absorción, es considerablemente superior a la de cualquier textil en otro material.

Fuerza capilar

La fuerza capilar de la microfibra y de cualquier otro textil está asociada con lo que se denomina comúnmente como red capilar.

En los textiles, una red capilar se conforma por los espacios libres que se encuentran en un tejido de cualquier material.

En el caso de la microfibra, el número de hilos por pulgada cuadrada permite que dichos espacios superen por miles, a los que se encuentran en textiles conformados por fibras estándar de algodón o cualquier otro material.

Esto se traduce en una poderosa fuerza capilar que, a la vez, tiene doble ventaja porque puede absorber líquidos fácilmente, y liberarlos con la misma facilidad cuando sea necesario.

Esto se ve claramente en la eficacia que tienen los paños de microfibra para cumplir estas dos funciones.

El paño de microfibra absorbe la humedad de una superficie para evacuarla fácilmente en otro lugar o, por el contrario, recoge un producto líquido de un recipiente, para extenderlo en cualquier superficie, sin generar desperdicio por goteo o por retención del producto.

Fuerza electrostática

Las fuerzas de Van der Waals se derivan de un fenómeno electrostático, que consiste básicamente en la atracción o repulsión de los objetos debido a su carga eléctrica.

En el caso de la microfibra, los materiales que regularmente la conforman (poliéster, poliamida o polipropileno), son perfectos para desarrollar una carga estática por frotamiento.

Gracias a esto y a las fuerzas de Van der Waals, las partículas de polvo son fácilmente atraídas hacia el paño de microfibra.

De esta manera, entre más se frote con la superficie, el paño se vuelve más eficiente para extraer la suciedad.

Por otro lado, en contacto con el agua, la superficie se convierte en un semiconductor y pierde su carga estática.

Así que, una vez que la superficie está húmeda, no hay fuerza electrostática en el paño, pero sus propiedades mecánicas y capilares siguen intactas.

Mitos y verdades acerca de los paños de microfibra

Mitos

Es más eficaz con detergentes y limpiadores

Anteriormente, cuando era popular el uso de textiles de algodón en trapeadores y paños limpiadores, lo común era depositar una solución química en la superficie para que actuara sobre la suciedad. En este caso, la solución química era el principal elemento de limpieza.

Con la aparición de la microfibra esos días han terminado. La microfibra es la protagonista en el proceso de limpieza, por encima de cualquier producto químico utilizado.

Incluso, cuando se utiliza un paño de microfibra, cualquier producto químico pasa a un segundo plano, y se usa más que todo para realizar tinciones específicas o agregar algún tipo de fragancia.

Como se describió anteriormente, la acción mecánica y la fuerza capilar de los textiles de microfibra, levantan y capturan la suciedad en la estructura misma del filamento.

Por lo tanto, ya no es necesario humedecer de la misma manera en que se hacía con los paños de algodón.

Así que, cuando usas microfibra, sólo requieres de agua, a no ser que pienses realizar otra actividad diferente o complementaria a la limpieza.

Sólo los químicos eliminan bacterias

Diversos estudios y pruebas han demostrado que la microfibra reduce eficazmente cultivos de bacterias, sin ningún tipo de químico.

En algunos países europeos como Noruega, Suecia y el Reino Unido, muchas instalaciones sanitarias de renombre se han pasado a trapeadores de microfibra, en combinación con agua y vapor.

Por otro lado, desde hace varios años, el Centro Médico de UC Davis en Sacramento California, cambio de trapeadores convencionales a trapeadores de microfibra en áreas de atención al paciente.

Esta decisión se tomó después de comprobar que los trapeadores de microfibra eran más eficaces en eliminar la suciedad, en comparación con los trapeadores y paños convencionales.

Por ejemplo, después de limpiar una superficie con materiales convencionales, un cultivo de bacterias mostró una reducción del 30%, mientras que la microfibra, redujo las bacterias en un 99%.

Algunas microfibras limpian y otras absorben

Debido a sus propiedades intrínsecas, y gracias a la densa red de capilares formada por sus hilos, cualquier microfibra (fibra cuyo tamaño es inferior a 1 denier), puede limpiar (fuerza mecánica) y absorber (fuerza capilar).

Erróneamente las personas se refieren a la “microfibra capilar” como una propiedad exclusiva de un tipo de bayeta o paño en particular.

Los cierto es que, siempre que la microfibra este dividida, cualquier tela de microfibra, tendrá las mismas propiedades relacionadas con su capilaridad y efecto limpiante.

Es más rentable comprar paños baratos de microfibra

¡No necesariamente!

Por ejemplo, si estás dedicado a la limpieza o acabado profesional de autos, el peso y el ciclo de vida de los textiles de microfibra, son criterios que definen el costo real basado en una la relación calidad / precio / rentabilidad. Esto significa, que la microfibra de mejor calidad es la que al final resultará más económica.

Dicho esto, cuando compras microfibra obtienes lo que pagas. Por lo tanto, si compras microfibra de baja calidad y la utilizas de manera profesional, aunque el ahorro inicial parece importante, a la larga te resultará más costosa.

Verdades

A la larga, los paños de microfibra son más baratos

Aunque en promedio, el costo inicial de un paño de microfibra es tres veces superior a un paño de algodón, por su durabilidad y eficiencia, a la larga resulta menos costoso.

Algunos paños de microfibra y trapeadores de larga vida pueden durar 500, 800 y hasta 1000 lavados.

Teniendo en cuenta esto, es importante notar que si compras un trapeador que esté garantizado para 800 lavados, este podría durante de 6 a 7 años.

Por lo tanto, si tienes un restaurante, o un negocio en el que la limpieza es un trabajo pesado, sólo tienes que comparar la cantidad de trapeadores o paños de algodón, que tendrías que comprar durante ese tiempo.

La limpieza con microfibra es más fácil y menos tóxica

Como la microfibra reduce la necesidad de limpiadores químicos, la contaminación y exposición a productos de limpieza en el hogar es mínima.

Por ejemplo, la limpieza de los pisos es menos toxica porque no se requieren químicos, y en lugar de tener que enjuagar un voluminoso trapeador de algodón en un balde, con el trapero de microfibra sólo basta quitar un pequeño paño, enjuagar con una cantidad mínima de agua, y colocarlo nuevamente en la cabeza del trapeador para continuar el trabajo.

Incluso, algunos trapeadores de microfibra traen una cabeza colapsable que permite escurrir el agua con un mínimo esfuerzo, sin necesidad de quitar el paño. Esto solo es posible realizarlo con paños de microfibra, debido a sus propiedades capilares.

Por lo tanto, la limpieza con microfibra es más eficiente, requiere poco esfuerzo y es menos contaminante.

Los paños de microfibra no resisten la lejía

La lejía es un químico antibacteriano altamente corrosivo que acorta la vida de textiles sintéticos a base de poliéster, nylon o cualquier otro producto con petroquímicos.

Esta la razón por la que los fabricantes garantizan sus productos de microfibra bajo ciertas condiciones estándares de uso, entre las que se incluye, evitar el uso de blanqueadores y limpiadores a base de lejía.

La microfibra es 100% mejor

¡Indudablemente!

Soporte técnico adicional

Fuentes científicas

Fabrics, E. (2019). Efecto de la división y el acabado en las propiedades de absorción / adsorción de tejidos de microfibra de poliéster divididos. Retrieved from https://pubag.nal.usda.gov/catalog/6169149

Artículos de interés

Ocampo, A., & Ocampo, A. (2019). ¿Por qué el paño de limpieza es el elemento más peligroso de la cocina? – La Barra. Retrieved from https://revistalabarra.com/campanias/socoim/los-panos-puede-los-elementos-peligroso-cocina/

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies